Rosa Montero: “Periodismo y literatura”

A propósito de los debates en clase sobre “las condiciones sociales de producción” y “las dimensiones políticas, culturales y económicas del periodismo”, nos detenemos hoy en un texto de Rosa Montero:

por Rosa Montero

El periodismo abarca muchas especialidades: puedes ser periodista de dirección, de mesa, de televisión… Yo me voy a referir tan sólo a los periodistas de prensa escrita, a aquellos que se dedican a hacer piezas concretas de texto, artículos, reportajes, entrevistas, crónicas. Ese tipo de periodismo es un género literario, un género equiparable a cualquier otro, a la poesía, el drama, la ficción, el ensayo. Puede alcanzar cotas de excelencia literaria tan altas como cualquier otra obra, como lo demuestra, por ejemplo, “A sangre fría”, el maravilloso libro de Truman Capote, que no es ni más ni menos que un reportaje. Es muy raro el escritor que cultiva un solo género; lo habitual es que se sea poeta y ensayista, narrador y dramaturgo… Yo me considero una escritora que escribe ficción, ensayo y periodismo. No sé por qué a la gente le parece sorprender que compagines periodismo y narrativa, cuando es algo que se ha hecho hasta la saciedad. Si miramos la lista de los mejores escritores de los dos últimos siglos, por lo menos la mitad, si no más, han sido periodistas. Y no me refiero ya a Hemingway y García Márquez, que son los nombres que siempre se citan, sino a George Eliot, Mark Twain, Oscar Wilde, Graham Greene, Balzac, Rudyard Kipling y cien mil más. Es algo muy común.

Dentro de los tres géneros que cultivo, el periodismo es para mí el oficio, el empleo, algo exterior. Me gusta mucho, pero puedo concebir mi vida perfectamente sin trabajar como periodista. La narrativa, en cambio, es algo estructural en mi existencia. Es mi manera de vivir, y me da terror sólo pensar en que un día se pudiera acabar la pasión por escribir ficción.

Hay que tener muy claro, sin embargo, que cada género tiene sus normas, sus reglas; y hay que atenerse a ellas para hacerlo bien. No puedes escribir una obra de teatro como si hicieras un ensayo, porque sería un plomo y aburridísima; no puedes escribir un ensayo como si fuera poesía, porque probablemente le faltaría rigor. Del mismo modo, no puedes escribir una novela como si fuera periodismo, o harás una mala novela, y no puedes escribir periodismo como si fuera ficción, porque harás mal periodismo. El periodismo y la narrativa son géneros muy distintos, incluso muchas veces antitéticos. Por ejemplo, en periodismo la claridad es un valor; cuanto más clara, más precisa y menos alejada del equívoco sea una pieza periodística, mejor será. Y en novela, en cambio, lo que es un valor es la ambigüedad. Digamos que en periodismo hablas de lo que sabes, y en novela de lo que no sabes que sabes. Conociendo bien los límites de uno y otro género, puedes pasar de uno a otro sin problemas, como aquellas personas que conocen dos idiomas y pasan de uno a otro sin más conflictos.

(Fuentes múltiples)
Anuncios

ENCUENTRO CON HÉCTOR FELICIANO

Además de la conferencia, la Fundación Ángel Ramos obsequiará 40 ejemplares de GABO PERIODISTA a los alumnos que participen de la actividad.

ENCUENTRO CON HÉCTOR FELICIANO

Editor de GABO PERIODISTA

La experiencia de un puertorriqueño en el mundo periodístico
y en la Fundación Gabriel García Márquez

MIÉRCOLES 28 DE JUNIO DE 2017

2:30pm
Salón de Actos

Escuela de Comunicación

* Libro publicado en Puerto Rico por la Fundación Ángel Ramos. 

El perro o la mujer

Vale la pena detenernos en esta noticia, no por su trascendencia mundial o por su pertinencia para los puertorriqueños, sino por lo que implica para la profesión periodística, y también, claro está, por la tragedia humana que encierra.

Veamos las notas en diferentes medios:

https://www.google.com/search?ie=UTF-8&client=ms-android-hms-tmobile-us&source=android-browser&q=hombre+arranca+cabeza+de+perro+Chihuahua

Una segunda etapa de cambios en el periodismo digital

Durante los pasados meses se han sucitado cambios e innovaciones en el campo digital del periodismo. La Escuela Graduada de Periodismo de Columbia University recién cambia también de Decano. Ahora pasa a ocupar la silla Steve Coll, exdirector del Washington Post y colaborador de The New Yorker.

Entre varios señalamientos importantes en la entrevista que le hace el NYTimes, Coll destaca una segunda etapa de rupturas o “disrupción” en el periodismo digital del momento:

“We are in the second phase of disruption, and I think this job is a great place to think about and participate in some of the ways we go forward,” he said. “I think the great digital journalism of our age has yet to be created. The cohort that is at Columbia now is the one that will be making the journalism that is going to shape our democracy: working on mining data sets, creating video that is not 2012, coming up with much more powerful ways of accruing and displaying information.”

Aquí puede verse la entrevista completa: Columbia Looks Ahead in an Age of Disruption.

Herramientas para el periodismo digital

En los últimos días venimos comentando la necesidad de ampliar los conocimientos de las herramientas de búsqueda y producción en ambientes digitales.

Hace poco más de un año la Knight Foundation publicó este manual, que me parece una estupenda referencia para asuntos técnicos. Se trata de: HERRAMIENTAS DIGITALES PARA PERIODISTAS, de Sandra Crucianelli.

Y para aquellos que trabajan en computadoras Mac e interesan adentrarse en la edición, aquí está disponible un tutorial muy bien ejecutado por el profesor Mac Online.

¿Por qué la filosofía?

Uno de los requisitos de nuestro curso es asistir a actividades fuera del ámbito normal del salón de clases. Por eso los de Periodismo requieren más tiempo que otros cursos ordinarios.

La otra condición que hace estos cursos más exigentes es que debemos dedicarle mucho tiempo a la lectura y la reflexión en grupo.

La oportunidad de compartir una “conversación” con Francisco José Ramos debemos aprovecharla al máximo. Por las siguientes razones:

  • se trata del filósofo puertorriqueño más importante del momento, cuya obra tiene un valor monumental y de alcance mundial.
  • su ensayo sobre “el espacio público de la filosofía”, aunque cumple 15 años,  es cada día más pertinente en sus reflexiones. Su lectura debería ser obligada en muchos ámbitos de la academia, no sólo en Comunicación o Periodismo. ¿Por qué?

Porque nos habla de la urgencia, en este mundo dominado por el tráfico comercial, de colocar el “pensamiento”, la acción de contemplar para pensar, como uno de los actos que nos distinguen como humanos y que cada vez practicamos menos.

PENSAR es un concepto revolucionario en nuestros días. Y nuestro gran reto es elevarlo, relocalizarlo en el centro de nuestras preocupaciones, con la intensidad erótica que merece la más importante de todas las actividades humanas. PENSAR debería ser cool.

Imagínense si las actividades periodísticas y de comunicación de hoy pasaran por el rigor y la intensidad de pensamiento al que nos convoca la filosofía. Imagínense!

Muchos comunicadores lo intentan desde sus trincheras, pero, en el fondo, casi siempre prevalecen las consideraciones que demanda lo que se ha denominado perversamente “el mercado”. Sea por la publicidad o por los estrictos límites que las empresas mismas imponen, algunas buenas iniciativas mueren  al nacer –lo que es más grave– en cuerpos ya acostumbrados a trabajar mecánicamente, automáticamente, conforme a las reglas del juego.

El ensayo puede tener momentos de lectura difícil porque no estamos entrenados en el vocabulario filosófico. La tarea es volcarse sin miedo sobre el texto, como el niño que no desespera ante la aventura, o “la rosa que tarda en echar sus pétalos rabiosa”. Hay que armarse de valor para leer porque aquí la lectura no es complaciente ni simple arma de doble filo. El texto evoca, propone muchos niveles de referencias, y algunas conectan con la historia del pensamiento, otras más propiamente con la historia de la filosofía, al tiempo que aparecen nociones que asociamos a la economía, la política, la sociología, la ética o la utopía, y claro está, con los medios de comunicación.

Los invito a leer para crecer, no para aumentar conocimientos como quien echa bombones en una piñata. Nuestros medios, el país y nuestro mundo lo podrían agradecer un día.

MARTES 30 DE MARZO /  EL ESPACIO PÚBLICO DE LA FILOSOFÍA / SALÓN DE ACTOS / COPU / 7PM

Ya circula un manual de SPJ sobre medios digitales

La Society of Professional Journalists (SPJ) ha publicado la primera parte de un manual para medios digitales: The SPJ Digital Media Handbook Part 1 (PDF).

El manual ha sido realizado por el Digital Media Committee de la SPJ, que cuenta entre sus miembros a Jennifer Peebles, editora de Texas Watchdog o Jeff Achen, productor multimedia y editor online de Thisweeklive.com.

El manual incluye guías para el livestreaming, la redacción de titulares para la Web y el uso de las redes sociales en la cobertura de noticias. Y también trata temas como la inclusión de contenidos generados por los usuarios, el trabajo con archivos PDF y la creación de mapas interactivos y slideshows.

Se espera que la SPJ publique la 2ª parte de su Handbook para finales de este año.

El manual se puede descargar en formato PDF o visualizarse en Scribd.

(publicado por Periodismo Ciudadano)