Sin prensa democrática no hay democracia

Nunca es tarde para pensar en la nueva  legislación de medios y comunicación que se viene abriendo paso por la América Latina y el mundo. Argentina, Uruguay, Ecuador y Venezuela, entre otros, han promovido en los últimos años algunos cambios sustanciales.

Uno de los propósitos del viaje que coordino hacia el Cono Sur este verano es, precisamente, darnos a la tarea de conocer de primera mano estos procesos. Hasta ahora la respuesta de la prensa dominante –comercial, gran corporativa, monopólica y, en algunos casos, oligárquica– ha sido la de descalificar estos cambios sin discusión .

Para repasar ese tránsito tan reciente recomiendo un texto publicado por Prensa Comunitaria. Comienza así:

Se rompió el encanto y el tema tabú de la comunicación ya hace parte del debate público en prácticamente todos los países del continente. En varios de ellos, los gobiernos ya han asumido la necesidad de establecer normativas legales para democratizar el sector, haciéndose eco de las demandas que en este sentido han venido impulsando colectivos sociales y ciudadanos. Esta es, posiblemente, una de las expresiones más claras de los aires de cambio que soplan en la región.

continuar