El reportaje con vuelo narrativo

Peter Norman

Recordemos el vuelo narrativo/investigativo de este reportaje. (Ver: The White Man in That Photo).

Algunos pasos que debemos tomar en consideración a la hora de proponernos un reportaje de este nuevo tipo, distinto a la estructura que seguimos con la “noticia”:

Pasos para escribir un reportaje narrativo/investigativo:

  1. Selecciona un tema de interés. Puedes hablar de muchas cosas. Deberías pensar en qué le  interesa a tus lectores y escoger aquellos temas que más te gustan. Debe ser un tema de actualidad. Relevante al contexto histórico en que vives.
  2. Realiza un esbozo sobre el reportaje. Qué contenidos vas a abordar, cómo lo vas a estructurar y qué estilo quieres darle al reportaje.
  3. Investiga el tema. Hay que proponerse metas ambiciosas, pero al alcance. Aunque el reportaje te permita una mayor libertad expresiva y una mayor presencia en el texto, la fidelidad a la verdad es un requisito inviolable.
  4. Identifica y selecciona diferentes fuentes. Libros, prensa, recursos de internet, testimonios, entrevistas, documentos oficiales o extraoficiales. Los expertos te garantizan cierta “autoridad” pero no son suficientes. Al documentarse, debes intentar también contrastar, no quedar complacido con lo primero que se te dice o se te muestra.
  5. Algunos reportajes vienen obligados a expresarse con mucha claridad y precisión en algunas partes, sin falta, sobre todo cuando se trata de asuntos trascendentales (como cuando está en juego la vida de alguien o la suerte de una comunidad, por ejemplo).
  6. Escribe un titular preliliminar que satisfaga el alcance de tu trabajo. Luego podrás pulirlo.
  7. La entrada o lead debe ser interesante, suscitar la curiosidad, preferiblemente con imaginación y originalidad sin necesidad, por favor, de buscar efectos melodramáticos.
  8. Procura completar tu trabajo con valores gráficos y documentales: fotos, videos, gráficas estadísticas, dibujos, etc…
  9. Un reportaje no es una “noticia”.

Recomiendo también lo siguiente:

  1. Aprovecha las ventajas de las nuevas tecnologías y combina archivos de imagen, video o sonidos para tu edición digital.
  2. No olvides revisar la ortografía y la gramática. Comprueba que todo está listo para su publicación.
  3. Vela no solo por la coherencia gramatical sino también por la construcción de sentidos.
  4.  El cierre del texto o párrafo final debe sugerir algo de esta experiencia, bien como conclusión, o una invitación a pensar, o bien como hace García Márquez en el reportaje “A un millón de grados centígrados“: allí, al final del texto, García Márquez retoma el tema central con una imagen (la de “la calle más ancha del mundo” que hoy cruza Hiroshima y que echará de menos tantas vidas cegadas por la bomba atómica).
  5. Cuida el diseño del reportaje y selecciona un tipo de letra legible. Recuerda que debe invitar a la lectura.

* Para completar este texto he tomado notas de otras recomendaciones y de las que se publican en este enlace y que se atribuyen a Stephenson (aquí).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s