¿El indecente desnudo de la privacidad?

Un autor español crítico de los medios se queja de las banalidades que ofrece la telebasura. Bien…  Hasta aquí parecía lugar común. Pero añade en su comentario:

Y ya no es sólo manipulación informativa. Durante cuatro o cinco horas al día de media, cada ciudadano se somete voluntariamente a un lavado de cerebro sistemático disfrazado de “espectáculo”. Y cuanto más morbo, cuanta más obscenidad (no la de tetas y culos, sino la del indecente desnudo de la privacidad), mejor.

La culpa, claro, no es la del que se sienta a ver lo que le echen. Llegar a casa cansado tras ocho o doce horas de trabajo alienado (y puteado), requiere desconexión del mundo real, que si no no hay quién aguante. O al revés, si estás en el paro y sin perspectivas, no te vas a quedar reflexionando sobre ello y amargándote. Televisión por vía intravenosa, por favor.

“Indecente desnudo de la privacidad” ¿qué querrá decir??? ¿A caso se refiere a cuerpos sin mente, a cuerpos con una inteligencia suspendida…?

En cualquier caso, me parece un concepto interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s