Una huelga en tiempos pusilánimes

por Francisco José Ramos

Llevamos un mes de huelga estudiantil en la Universidad de Puerto Rico. Ha sido hermoso ver a gente tan joven exigiendo entereza y dignidad en estos tiempos tan pusilánimes, de pensamiento tan débil (pensiero debole, ética de la debidlidad, modernidad líquidada, etc.). No importa cuáles sean los resultados de esta huelga, la experiencia de los muchachos y muchachas, porque muchos y muchas han sido, ha sido hermosa. Han tomado el Recinto de Río Piedras, han fundado una radio – Radio huelga-, han sostenido un nivel de auto-organización impecable; han bautizado a los árboles del campus y colmado de tertulias las noches. Han sostenido un discurso que no hace concesiones a las ideologías, a los partidos políticos ni a la jerga del capitalismo. Se han llamado a sí mismos con toda una zoología anfibia de camuflaje: cocodrilo, serpiente, sapo, rana, coquí, caimán… Le hemos llevado víveres en medio de situaciones muy tensas con la policía. No es Tailandia, es el Caribe. Es otra historia que no sale en la prensa internacional, por razones obvias: ahí está Cuba, o México; y, después de todo, está bien que así sea. Todo volverá en su momento a la “normalidad”.

El desafío para los jóvenes es éste: qué hacer a partir de ese momento todavía indefinido con esa experiencia tan intensamente vivida. Sobe todo en una isla que, como Puerto Rico, ha sido durante más de un siglo un laboratorio de experimentación de dominio y control de la población como pocos países en el mundo. Unos mecanismos de control que los EE.UU refinan a partir de su hegemonía a partir la II Guerra Mundial, a raíz de la destrucción de Europa. Y que se consolidan con la identificación del capitalismo y la democracia; del militarismo y la “falsa conciencia”- permítanme usar ese viejo término de G. Luckás – de una supuesta seguridad nacional. A ello hay que añadir la definitiva consagración de los EE.UU como el último imperio europeo. Más aún, una vez se derrumba ese otro lado del espejo que fue la URSS, los gringos ya no sabe a dónde mirar, salvo a su propio ensimismamiento; que la amenaza terrorista proyecta como una sombra que se cierne sobre su prepotencia. Sinceramente, no veo mucha diferencia real, y no ya formal y jurídica, entre la dictadura del PC cubano, y la hegemonía de la mafia militar y económica de los EE.UU., aún con el Sr. Obama. El discurso liberal-democrático a lo Vargas Llosa me parece una pantomima que nutre muy bien, de muchos, su barriga. Por otra parte, y volviendo al asunto, la administración universitaria en la UPR ha dado ejemplo de una mediocridad extrema. De mi parte, he escrito la carta que adjunto, dirigida a la rectora de nuestro recinto. Habla por sí sola. Gracias por atender a esta descarga política circunstancial. Pero necesitaba compartir lo que aquí se me ocurrió con la bella España, ese inmenso corazón de América, que palpita siempre en lo más entrañable de nuestras batallas, por más silenciosas, o silenciadas, que sean. Cierro con estos versos del gran César Vallejo:

Y la pólvora fue, de pronto, nada,
cruzándose los signos y los sellos,
y a la explosión salióle al paso un paso,
y al vuelo a cuatro patas, otro paso
y al cielo apocalíptico, otro paso
y a los siete metales, la unidad.
sencilla, justa, colectiva, eterna.

Abrazos,

FJR
(VER CARTA A LA RECTORA)

Anuncios

Un pensamiento en “Una huelga en tiempos pusilánimes

  1. Desde Venezuela quiero manifestarles que nos ha sido imposible seguir esta noticia puesto que no ha tenido ninguna difusión. Soy Profesor de una Universidad autónoma y sentimos que la Universidad requiere de una profunda revisión desde todos los ámbitos léase, pertinencia de las carreras, pensum, obligatoriedad de asistencia o no en algunas materias, administración de recursos, pertinencia de la investigación.
    En fin todo……….el siglo XXI tomó a las Universidades desprevenidas y desaactualizadas.
    ¿pueden ponerme al tanto por favor en cuanto a lo que suceda en esta huelga? Gracias Exitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s